Programación

YURI BOLUARTE & AÚN NO LO SABEMOS

Newly Weds Final by StoutMan in DeviantArt

107
una campana
tan sólo una campana
se opone al viento

(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos: les enviamos nuestra programación para este fin de semana.

VIERNES 14OCTUBRE2011
“DE HABERLO SABIDO” – YURI BOLUARTE

Sugerente nombre para un show sangriento en compañía del Doc YURI BOLUARTE.
De haberlo sabido… hubiera aprendido a tocar el teclado?; no hubiese visto el partido con los mapuches? Ahí lo dejamos… no existe el hubiera… o si?
YURI BOLUARTE en La Oveja Negra
sin Invitados, solo, solanch, solitario…
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SÁBADO 14OCTUBRE2011
“AÚN NO LO SABEMOS” – PROGRAMACIÓN POR CONFIRMAR EN CUALQUIER MOMENTO EN http://laovejanegra-cusco.blogspot.com

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final unas letras…

Un Abrazo

La Oveja Negra
Visita http://laovejanegra-cusco.blogspot.com
Búscanos en facebook: Laovejanegra La Oveja Negra

LLAMA EL OCEÁNO
(Pablo Neruda)

No voy al mar en este ancho verano
cubierto de calor, no voy más lejos
de los muros, las puertas y las grietas
que circundan las vidas y mi vida.

En qué distancia, frente a cuál ventana,
en qué estación de trenes
dejé olvidado el mar y allí quedamos,
yo dando las espaldas a lo que amo
mientras allá seguía la batalla
de blanco y verde y piedra y centelleo.

Así fue, así parece que así fue:
cambian las vidas, y el que va muriendo
no sabe que esa parte de la vida,
esa nota mayor, esa abundancia
de cólera y fulgor quedaron lejos,
te fueron ciegamente cercenadas.

No, yo me niego al mar desconocido,
muerto, rodeado de ciudades tristes,
mar cuyas olas no saben matar,
ni cargarse de sal y de sonido:
Yo quiero el mío mar, la artillería
del océano golpeando las orillas,
aquel derrumbe insigne de turquesas,
la espuma donde muere el poderío.

No salgo al mar este verano: estoy
encerrado, enterrado, y a lo largo
del túnel que me lleva prisionero
oigo remotamente un trueno verde,
un cataclismo de botellas rotas,
un susurro de sal y de agonía.

Es el libertador. Es el océano,
lejos, allá, en mi patria, que me espera.