Sin categoría

Volver a los 17 . . . SON – T

181
cuando seducen
las mujeres se vuelven
una guitarra

(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados Amigos, les presentamos nuestra programación para este fin de semana.

VIERNES 10 DE MAYO DEL 2013
“VOLVER A LOS 17” —  SON -T
De verdad que da gusto presentar a los muchachos de SON – T, quienes no solamente muestran un trabajo sostenido sino además un cariño enorme por nuestro pequeño recinto y con mucho más razón, presentan un trabajo especialemente preparado para el culto rebaño que desea pasar una noche absolutamente sangrienta, ya tocaba no?
Estos seres, se presume, totalmente recargados luego de participar (como público) en el concierto de Silvio Rodríguez, vienen con todo y eso significa, precisamente TODO.
Han elegido para nombre del show sangriento uno de los temas mas significativos de la inmortal Violeta Parra, aquella compositora que por azahares del destino tuvo una intrincada senda en el amor.
Ahora bien, algún avispado miembro del equipo, hace una pequeña reflexión: si estos bueyes estuvieron en el concierto de Silvio y ahora resulta que ponen de nombre de show, el de una cancion de Violeta, entonces, esto de viajar al concierto de Silvio fue en realidad una cortina de humo para disfrazar el verdadero motivo de su viaje, que fue para ver a los Ex-Menudo???
viendolo así, como que este member, tendría cierta razón y ahora si van al show y al ver a los involucrados, bueno, verán que tiene bastante más razón.
SON T en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)´

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.

Reservas a producciones@laovejanegracusco.com

Al final, unas letras… atentos, esta vez ciertamente, a la música (!)

Un Abrazo

La Oveja Negra
Búscanos en facebook: Laovejanegra La Oveja Negra



GUITARRA
Mario Benedetti

Ah la guitarra esa mujer en celo
que habla en su canto y muere en su silencio
con tu salud de música nacida
me brindas un placer casi doliente
y eso porque tus cuerdas te dicen lo que digo
y lo que digo es triste de cristal

ah la guitarra esa mujer que llega
con un amor de huésped indefenso
tu mástil o tu puente o tu rasgueo
tu voz quebrada en todos los idiomas
me dejan libre para la alegría
que sube y baja en tu cordaje neutro

ah la guitarra esa mujer sensible
que invade el patrimonio de la noche
mueve las humedades del follaje
y se roza con árboles sonámbulos
ah la mujer esa guitarra erótica
que se exhibe desnuda en la terraza