Programación

TROVADOS SANGRADOS & BOLUARTE AGUERRIDO

103
sólo jactancia
mi maleta es enorme
y está vacía
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les enviamos nuestra programación para el fin de semana…

VIERNES 09SEPTIEMBRE2011
“Y NADA MÁS” – TROVADOS NILTON IBARRA & RICARDO CASTRO
En un súbito reencuentro, según nos informamos el par de engendros coincidieron en algún lugar de nuestra incipiente vasta Ciudad, TROVADOS regresan a escena y esta vez, removiendo todo el baúl de su repertorio, presentan un ultra condensado show con lo mejor de sus 666 temporadas en el aire.
Lo mejor de la trova de todos los tiempos en cuerdas, teclados y la insuperable combinación de voces que intentan hacer pocos destrosos en la tradicional noche sangrienta de La Oveja Negra.
NILTON IBARRA & RICARDO CASTRO
están TROVADOS en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SÁBADO 10SEPTIEMBRE2011
“FIEBRE DE SÁBADO POR LA NOCHE” – YURI BOLUARTE
Radical, desafiante, coherente, irreparable, irremediable YURI BOLUARTE en La Oveja Negra en una noche que es una excelente alternativa para el culto rebaño.
La noche bohemia, tiene como protagonista a un trovador de larga data que en plena movida sabatina, sube al escenario cual valiente soldado de los cascos azules.
Una noche pocas veces vista y que además tiene interesantes oportunidades para celebrar con los amigos en el calor de nuestro humilde espacio (ofertas en el facebook)
YURI BOLUARTE en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre: Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final unas letras…

Un abrazo

La Oveja Negra
Visita http://laovejanegra-cusco.blogspot.com
Búscanos en facebook: Laovejanegra La Oveja Negra

REENCUENTRO
(Jordi Doce)

Ojalá que la noche sea esto únicamente:
la pesada respiración del mar
como un animal torpe y hechizado,
un pañuelo de cuentas negras bajo tu frente,
la dulce sensación de estar a la deriva
contigo, de espaldas a la ciudad,
turbados por el pulso de un amor
que es siempre recomienzo.

Así me rindo a la evidencia:
lentamente, el reclamo de las aguas
con que el silencio nos acoge,
sencillo, hospitalario, se desplaza
para dar paso al frágil territorio del tacto
y remediar con él la insuficiencia
con que la soledad y la separación
nos obsequiaron tantos días.
Apenas hay sorpresa en nuestros ojos,
en nuestras bocas poco acostumbradas
al amor. Sólo tú, reencontrado,
recién llegado cuerpo,
podías franquear tan sin esfuerzo
la distancia que lleva a mis sentidos,
podías recibir la plenitud
que en este corazón cansado
dibuja la pasión, el instante más dulce.