Programación

PERÚ TROVADO

PERÚ in digital art by ~PLATIUN in deviantArt
56
al amor simple
la paz de los burdeles
no le hace daño
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les enviamos nuestra programación para este atípico fin de semana. Tenemos actividad por fiestas patrias y luego dos show que rematan el mes como debe ser. De parte de todo el equipo de La Oveja Negra, Felices Fiestas Patrias y que Viva el Perú!

MARTES 27 DE JULIO DEL 2010
“¡QUE VIVA EL PERÚ! – TROVADOS”
Y como no podía ser de otra forma, el par de engendros toman la noche del 27 previa a las celebraciones por el Aniversario Patrio y presentan la PRE TEMPORADA Ventoprimaveral 2010 (de dónde salió semejante combinación?) con interesantes novedades para deleite del respetable.
Nilton “NILBOB EL CONSTRUCTOR” Ibarra & Ricardo “EL CANALLA” CASTRO en la mejor combinación de voces, cuerdas y teclas y esta vez, también haciendo un sentido homenaje al Perú.
Al parecer por un problema de GPS’s ha sido complicado encontrar al par y de paso, también ubicar a un guitarrista archiconocido como “El Cuervo”, sin embargo, todo apunta a que esta combinación triple puede funcionar.
NILTON IBARRA & RICARDO CASTRO´
están absolutamente TROVADOS en
La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona)

VIERNES 30 DE JULIO DEL 2010
“PASASTE POR AQUÍ” – JORGE MILLONES

Y finalizando esta Temporada en solitario JORGE MILLONES presenta un resumen de todas la noches sangrientas que se sucedieron en nuestro humilde recinto. En Agosto tiene una interesante propuesta que será exclusiva de La Oveja Negra.
En tanto, para rematar como se debe, Jorge presenta una noche acorde a la ocasión: un recital cargado de trova, poesía, buen humor y crítica social. Luego de un viajecito por unos cuántos metros más que nuestra querida tierra, Jorgito regresa, esperamos refrescado por el aire de esas latitudes.
Un fin de temporada que vale la pena sentirlo
con JORGE MILLONES
en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona)

SABADO 31 DE JULIO DEL 2010
“SON T ES SON T”

Los aguerridos muchachos de SON – T también le ponen punto final a esta temporada invernal (leáse bien, no infernal, aunque algunos piensan que por la foto que se colgó el otro día en el face, por ahí va la cosa. Lo sentimos Nacho)
Sorel que se regresa para Kriptón, Nacho (ajá el más hermoso de este quinteto), Saúl (el único ojo que piensa), Angel (que ya nos dijeron que ni alas tiene) y Roland (hombre aficionado a las teclas – a las tías cincuentonas? – ) despliegan un esfuerzo super para terminar la temporada a todo pulmón.
SON T en La Oveja Negra
10:30 p.m.

(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre: Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final unas letras… esta vez de nuestra tierra. Por algún extraño motivo, la casi totalidad de members de nuestro equipo, prácticamente, se la saben de memoria y la disfrutan a raudales.

Un abrazo

La Oveja Negra

AMO LAS NOCHES NEGRAS
(Luis Nieto)
Amo las noches negras sin luna y sin estrellas,
amo esas noches lúbricas con vino y mujeres
donde se bebe largo y se habla solamente
del placer que florece en los viejos burdeles.
Amo esas noches trágicas porque son las mejores.
Nunca falta en el bar una lírica alondra,
algún músico ciego con su perro bohemio
ni la chica infeliz que acaricia y que roba.
En una noche de esas, satánicas y ardientes,
se olvida uno de todo: de miseria y de penas;
se bebe ansiosamente, y por último, al alba,
se naufraga en los brazos de cualquier Magdalena.
Son hermosas, yo digo, esas noches sombrías.
Siempre hay una María con dos ojos fatales,
un truhán insolente, un tahúr sinvergüenza,
y también, desde luego, la luz de unos puñales.
Cuando de pronto empiezan a llorar las guitarras
amargo llanto inunda las febriles miradas.
Para ahogar la tristeza, las mujeres ya ebrias
piden más vino y lanzan ruidosas carcajadas.
Son las mejores noches que uno tiene en la vida.
Se ama, se ríe y bebe; se canta y se blasfema;
se paga unas monedas por un beso cualquiera,
se gusta el vino negro de algún dolor que quema.
Nada más bello entonces que decir unos versos.
Se callan las guitarras. Cesa la risa loca.
Llega a todos la espina del poema perverso
y al terminar la estrofa se vacían las copas.
Y al volver la alegría no falta una Margot
que ahoga unos sollozos y permanece pálida…
Quizá qué de recuerdos le trajeron los versos
que no puede evitar le reviente una lágrima!
Por eso yo amo tanto las noches sin estrellas
con amigos blasfemos y con mujeres ebrias,
con perros vagabundos y una tremendas ansias
de ahogar en alcohol todas las horas negras!