Programación

Los Cierres

Close in DeviantArt

34
cuando la pena
proviene del candor
puede ser dulce

(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les enviamos nuestra programación para éste último fin de semana del Febrero Loco, alegría para muchos porque ahora comienza el Marzo choborra!

VIERNES 26 FEBRERO 2010
“EL CIERRE DEL DOC”
En la noche sangrienta de La Oveja Negra, presentamos al popular marhsmelow del Equipo, el ultra conocido YURI BOLUARTE quien pone la nota final a ésta su primera Temporada del 2010.
En cuanto al nombre del show, simplemente decir, que según comentan algunos, el Doc, en su última presentación habría estado con la “botica de turno”… cosas del destino.
Una noche con buena música, buen floro y algo de cubatas (en cubatas naturalmente), y por ahí, sorpresivamente algún invitado especial, nunca se sabe.
YURI BOLUARTE cierra su Primera Tempora
en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona – S/ 15.00 pareja en cualquier combinación)

SABADO 27 FEBRERO 2010
“UN CIERRE TEMPORAL”
A esta hora los muchachitos de CARTA ABIERTA siguen debatiendo, al estilo de las maratónicas sesiones del Congreso, el nombre de una Temporada especialmente importante para ellos porque : CIERRAN EL QUIOSQO.
Por diversos motivos, esta Temporada será la primera y última del 2010 al menos, luego seguramente, Dios mediante, estarán reagrupándose y regresando a las tablas.
Con nuevos ingresos a su repertorio, los originales integrantes SERGIO & RODOLFO en compañía de cuerdas, vientos y percusiones presentan un show lleno de emoción y fuerza a manera de despedida temporal del sagrado recinto de nuestro escenario.
La noche bohemia presenta a CARTA ABIERTA
en su primera y última Temporada 2010 en La Oveja Negra
10:30 p.m.

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final, las letras…

Un Abrazo

La Oveja Negra
visita: http://laovejanegra-cusco.blogspot.com

PARA VIVIR
(Lucía Muñiz)
Me aferro a lo pequeño
lo diminuto, lo signicante
de las partículas del tiempo
que, como el aire

Son sin verse.

Del beso tomo el roce
de la caricia, el viento
me aferro a lo que sólo tengo

que decae.

Y sigo, y persisto
continuo en el frío
de la inmensidad
y el vacío;

mi amante.