Sin categoría

En estos días… una canción desesperada

203
se venció el plazo
la conciencia te aguarda
con tres querellas
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados Amigos, les presentamos nuestra programación para éste fin de semana.

VIERNES 22 DE NOVIEMBRE DEL 2013
“OTRA VEZ, UNA CANCIÓN… DESESPERADA” –  CAMILO FÉLIX
La voz criolla de La Oveja Negra, regresa en plena cuenta regresiva para pasar a un nuevo estatus (sólo para recuerdo del respetable, primeramente cambio de estado civil y ahora, cambiará de estado … no sabemos definir este cambio, así que hasta recurrir a algún letrado en el tema, ahí lo dejamos).
Camilo Félix en una velada sangrienta donde interpreta increíbles temas de la trova y también de otros ritmos y géneros musicales, a punta de guitarra y de una potente y cálida voz que deleita siempre al culto rebaño.
Una noche que se vive de cuando en cuando y que siempre resulta inolvidable. Y esta vez, en celebración del Día del Músico, día de Santa Cecilia patrona de los mismos.
CAMILO FÉLIX en La Oveja Negra
22:00 horas
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SÁBADO 23 DE NOVIEMBRE DEL 2013
“EN ESTOS DÍAS” – RICARDO CASTRO
Siempre envuelto y perseguido por algún maleficio, este canalla se presenta casi intermitente de un tiempo a esta parte. Todo indicaría que libra una dura lucha por un regreso contundente y sobre todo permanente a las tablas para desdicha de algunos y alegría de unos pocos, pero que está de vuelta, está de vuelta.
Y esta vez, presentando un recorrido desde lo más remoto de las canciones trovadoras, pasando por temas casi desconocidos y sazonados con las mejores letras del gran Mario Benedetti.
Un estilo peculiar en una voz que hay que escucharla y disfrutarla entre canciones y poemas para una noche de absoluta bohemia.
RICARDO CASTRO en La Oveja Negra
22:00 horas
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

Los esperamos comos siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas a producciones@laovejanegracusco.com

Al final, unas letras…

Un Abrazo

La Oveja Negra
Búscanos en Facebook: La Oveja Negra

LA VISITA DEL MAR

Javier Sologuren

Soy un cuerpo que huye, sombra que madura
con un murmullo de hojas en tu mirada
igual al mediodía cruel y esplendoroso:
mar, ala perdida, párpados de nieve,
casto sonámbulo entre materias corrompidas,
ola sedosa en que tristemente espejeo.

Toda palabra es mía cuando estoy en la orilla
de tus ojos, mar, todo silencio es mío.

Extraño huésped que me dejas turbado,
instante en que habito sólo lentamente,
dichoso, melancólico, desierto, penetrante.

No estoy en mí, no soy mío, viento son mis ojos,
mar, ahora que se miran, ahora que tu rostro
me alza largamente despierto en el vacío,
blanco corcel yo mismo inmaterial, desnudo.

Pasos furtivos, mar, hacia tí me conducen
cuando la noche es en tí una hoja de palma
y mi cuerpo no es sino blandísima nieve,
llorosa sombra, triunfante peso de oro.

En la altitud de la noche abro una ventana.
En mis ojos el sueño es un juguete de hielo,
una flecha preciosa que no alcanzará a herirme.

(Oído visible de la estrella, registradme).

Mar, desde tu pecho abre sus venas la zozobra,
canta el fuego fugaz de solitarias perlas,
mudo rayo terrestre me quema hasta el cabello.

El aire de la noche, tus dedos ciegos, celestes;
tu profunda seda, mar, ardiendo quietamente.

(La hermoza luz ya viene en unos pies danzando).

Playa pura, final, mar, donde no somos
sino un fantasma entre las flores de la aurora.