Programación

El viento… algo viejo, así?

El viejo es el viento – Como algo así Mixed by La Oveja Negra

80
fiebre de oro
y en las calles y campos
barro y mendigos
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les enviamos nuestra programación para este último fin de semana del primer mes del 2011. Así pasa el tiempo… como el viento.

VIERNES 28 DE ENERO DEL 2011
“EL VIENTO ES EL VIEJO” – YURI BOLUARTE
Un excitadísimo (en el buen sentido de la palabra) Doc, regresa al escenario y como siempre, luego de sus inusitados silencios, con nuevos ingresos es su vastísimo repertorio.
Un trovador (tal cual indica afiche adjunto) que es sinónimo del viernes sangriento y para aderezar un poco más, en compañía de JORGE MILLONES Y CAMILO FELIX, es decir, una impredecible velada en la cual, todo puede pasar!
YURI BOLUARTE en La Oveja Negra
10:30 p.m.

(Ingreso S/. 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SÁBADO 29 DE ENERO DEL 2011
“COMO ALGO ASÍ” – MIKE CASTAÑEDA
Y para la noche bohemia y el cierre de este mes de Enero, tenemos un show que es verdaderamente bueno y además que tiene un sonido diferente en un estilo interpretativo muy particular de nuestro gran amigo y compañero MIKE CASTAÑEDA.
Mike tampoco actúa sólo: MIKHAIL también se suma a ésta noche que está ganando adeptos rápidamente y de hecho apunta a futuras noches escuchando algo como… algo así.
MIKE CASTAÑEDA en La Oveja Negra
10:30 p.m.

(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre: Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final unas letras….

Un abrazo

La Oveja Negra
Visita http://laovejanegra-cusco.blogspot.com
Búscanos en facebook: Laovejanegra La Oveja Negra


MEDIODÍA
(Miguel Florián)

Crecen los gorriones en el aire,
y la música infantil de alguna flauta
sostiene el mediodía.

A duras penas
el libro nos retiene.

Algún amor vendrá
al zócalo azul de la ventana
para a un país más bello rescatarnos.

A cada instante
el dedo de algún ángel desmorona
la carne contenida. Tras el cristal
la mirada de un pájaro —la alegría
infantil en los ojos del niño.

Aire por todas partes
revolviendo los pliegues del hastío,
elevando la falda enamorada
de la mujer.

Y tiembla el corazón
en la dicha de la piel que imagina.
Es aire.
Y luz que cierra el libro y adormece los párpados,
es sed de barcos,
de bocas deliciosas.
Es hambre de islas lejanísimas