Programación

Ciao NICOTINA, DAYANA & KRUPSKAYA, Benvenuti TROVADOS NILTON IBARRA & RICARDO CASTRO

“benvenuti all inferno” by IwannaBeYourDrug in DeviantArt

72
los grillos rezan
pero son oraciones
iconoclastas
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les enviamos nuestra programación para este fin de semana, con una linda modificación para el viernes que tenía un cierre apoteósico de temporada y un nefasto regreso para el sábado.

VIERNES 19 DE NOVIEMBRE DEL 2010
“DAYANA, NICOTINA & KRUPSKAYA EN POEMACIÓN”
De lejos, mucha gente quedó, virtualmente, encantados con una combinación que siempre tuvo espacio en nuestro recinto: cancíón y poesía. Sólo que ésta vez son TRES lindas niñas que nos regalan, a parte de sus encantos, cancíones y poemas al mejor estilo.
DAYANA, NICOTINA & KRUPSKAYA presentan un show verdaderamente bueno y no lo decimos nosotros, sino el selecto público que ya tuvo oportunidad de acompañarlas en dos fechas. y luego de éste viernes sangriento, estas niñas se embarcan rumbo a otros lares, llevando, por supuesto, esto show POEMACIÓN.
Una velada muy agradable que vale la pena, una noche altamente provocativa con DAYANA, NICOTINA & KRUPSKAYA EN POEMACIÓN
en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/. 10.00 por persona / S/. 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SABADO 20 DE NOVIEMBRE DEL 2010
“EL REGRESO DE TROVADOS”
Efectivamente, el par de engendros, luego de un inusitado silencio regresan al sagrado recinto del escenario de La Oveja Negra para hacer lo de siempre: el ridículo.
¿A qué se dedicaron este tiempo?¿Qué hacían exactamente el parcete?
Como casi siempre, muchas preguntas quedan sin respuesta y más tratándose de estos personajes, que parece volvieron a ser elegidos como notables de Alcantarilla City (domiciliados en el número 7 de Calle Melancolía)
La única pista que pudimos obtener es que uno de los insensatos, fiel a su estilo, sigue provocando desde cegueras temporales a los pobres incautos que lo ven en sus hazañas hasta interminables insonmios a fieles compañeros que intentan colocarles la camisita de fuerza (manga corta) para despacharlo a su madriguera.
Una noche de alta bohemia y en la cual puedes pedir, desde ya, las canciones para esta noche y escucharlas en la mejor combinación de voces, teclados y cuerdas.
NILTON “EL TORONJIN” IBARRA & RICARDO “EL CANALLA” CASTRO
están en La Oveja Negra absolutamente TROVADOS.
10:30 p.m.
(Ingreso S/. 10.00 por persona)

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.
Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final unas letras…

Un abrazo

La Oveja Negra
Visita http://laovejanegra-cusco.blogspot.com
Búscanos en facebook: Laovejanegra La Oveja Negra

La Partida
(Miguel Huezo Mixco)

Nuestro sol declina formando una cúpula
en el espacio
¿Por qué las sombras son grises apariciones convocadas al alba
fardo de ceniza arrojado contra el agua?

Sombras
Así recuerdo bajo las velas bogando la rebosada panza de agua
la quilla enredada con los reflejos salados
batidos por los aletazos de los peces

Podría ser Odiseo de vuelta con Medusa
tras la pesca
la noche de un día difícil
la red sin una sola altizeja

Soy nada más el hombre a solas
que contempla este pequeño barco
RECUERDO DEL PUERTO DE VERACRUZ
antiguo mensaje en una botella
llegado intacto hasta mis islas

¿Por qué mi choza tiene máscaras
que cuelgan del techo y pronuncian sus voces remotas
cual si invitaran a la memoria a lanzar sus guijarros contra el oleaje?

¿Por qué no encontré antes el instante
que rasga el espejo de la memoria
abriendo una grieta al agua?

Tenso el arco donde el sol declina
tenso como una linga de acero sobre un abismo
tenso sobre la combustión de una playa donde habita la flor de las arenas

La historia dobla cada página como una débil mariposa
Cada invierno cada verano son reales
y amenazan con ser los últimos pero su belleza seguirá

Ahora que los hijos nos empujan
y el cuadro anudado con cinta tras la puerta
recuerda que el amarillo es sólo el color de la mañana
me siento a gozar privilegios de dolor y felicidad
reunidos en esa pequeña tachuela que sostiene la gavia de mi barco

Soy un hombre con el lecho roto
bajo los rayos del porvenir que ruge
un pedazo de arcilla, que quisiera su flor
y voy a donar mi libertad
para que el bien v el mal se trencen en mi lecho
como aquellos que sin conocerse
se besan desesperadamente