Sin categoría

AliKrup & Veremos quién

140

suena una flauta
en la noche despierta
y yo en mi nube
(Haikus – Mario Benedetti)

Estimados amigos, les presentamos nuestra programación para éste fin de semana.

VIERNES 15 DE JUNIO DEL 2012

“KRUSPKAIA HA VUELTO” – KRUSPKAIA BONET
Luego de un intempestivo resfrío (frío típico de Junio se sospecha) y de una bastante rápida recuperación, Kruspakia ahora sí, en el escenario que la vio desde sus pininos.
Una noche sangrienta que tiene diferente connotación: una linda niña cantora haciendo un excelente show para deleite de su nutrido grupo de seguidores y además, con canciones propias, de otros y en un buen ambiente, con el mejor sonido y siempre acompañados de unos cubatines.
Decía Ali Krusp, al operador web on, esta vez es la venganza del pasado fin de semana, así que no se lo pierdan, que este show viene super lanzado.
KRUSPKAIA en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

SABADO 16 DE JUNIO DEL 2012
“VEREMOS QUIEN” – CONFIRMANTE
Noche bohemia que tiene una interrogante bastante grande. En los previos del día del Padre, seguramente una noche a todo pulmón para dar un cálida abrazo a todos los Papás de nuestro culto rebaño y a los members del Equipo de La Oveja Negra, algunos de los cuales han resultado, ciertamente, entre vehementes y generosos con la prole. En fin, todo por confirmar.
Veremos quien en La Oveja Negra
10:30 p.m.
(Ingreso S/ 10.00 por persona / S/ 15.00 por pareja en cualquier combinación)

Los esperamos como siempre y en el lugar de siempre, Calle Arco Iris 511, Barrio de San Cristóbal.

Reservas al 256665 / 984927437 o a producciones@laovejanegracusco.com

Al final, unas letras…

Un abrazo

La Oveja Negra

Visita http://laovejanegra-cusco.blogspot.com
Búscanos en Facebook: Laovejanegra La Oveja Negra

Escrito a cada momento

(Leopoldo Panero)

Para inventar a Dios, nuestra palabra

busca, dentro del pecho,
su propia semejanza y no lo encuentra,
como las olas de la mar tranquila,
una tras otra, iguales,
quieren la exactitud de lo infinito
medir, al par que cantan…
Y Su nombre sin letras,
escrito a cada instante por la espuma,
se borra a cada instante
mecido por la música del agua;
y un eco queda solo en las orillas.
¿Qué número infinito
nos cuenta el corazón?
Cada latido,
otra vez es más dulce, y otra y otra;
otra vez ciegamente desde dentro
va a pronunciar Su nombre.
Y otra vez se ensombrece el pensamiento,
y la voz no le encuentra.
Dentro del pecho está.
Tus hijos somos,
aunque jamás sepamos
decirte la palabra exacta y Tuya,
que repite en el alma el dulce y fijo
girar de las estrellas.